(+34) 608351435 - Secretaría
secretaria@solahimsa.org

Blog

This is a single blog caption
24 Mar 2017

LAS EMOCIONES TÓXICAS, por Gemma Pizarro

Las Emociones Tóxicas.

Son muchas las emociones tóxicas que tenemos y que no somos conscientes de ellas. Tenemos que saber identificarlas para ser capaces de transformarlas en emociones positivas y sanas, para llegar a ser feliz.

“En el centro de tu ser tienes la respuesta; sabes quien eres y sabes lo que quieres”.

Lao-Tzé

 

Te explicaré algunas de estas emociones:

  • Ansiedad:

La ansiedad  es una emoción que experimentamos cuando sentimos una amenaza. Dicha ansiedad acaba por apoderarse de nuestro cuerpo y de nuestra mente cuando se vuelve tóxica. Esto hace que nos desanimemos con facilidad, manifestemos un sentimiento de tristeza e incluso acabemos por padecer una depresión. Algunos síntomas de la ansiedad crónica son el miedo, la inseguridad, la aprensión, la falta de concentración, el insomnio…

¿Cómo podemos superar la ansiedad tóxica?

  • Aprendiendo a detectar las fuentes de nuestra ansiedad.
  • Introduciendo una rutina de ejercicio físico semanal.
  • Rodeándonos de personas con una mentalidad positiva.

 

  • Angustia:

La angustia es una emoción tóxica que te provoca vivir en un estado continuo de malestar, tristeza, dolor, desazón, queja y lamento. Además, dicha angustia es la responsable de que cambie por completo nuestra manera de escuchar y de hablar, así como la toma de decisiones que son las que nos permiten avanzar en nuestra vida. La ansiedad tóxica nos paraliza y paraliza nuestro futuro y el de las personas que tenemos a nuestro  lado.

¿Cómo podemos superar la angustia tóxica?

  • Aprendiendo a administrar los recuerdos positivos con sabiduría.
  • Aprendiendo que hay circunstancias en la vida que podemos cambiar y otras que no, porque no dependen de nosotros. Pero, independientemente de que podamos cambiarlas o no, de lo que se trata es que determinemos cómo vivir cada una de ellas.

 

  • Insatisfacción crónica:

El problema de la insatisfacción aparece cuando se cronifica, es decir, cuando se instala definitivamente en nuestra vida y en nuestro quehacer diario.

De lo que se trata es de vivir en la insatisfacción ocasional que nos lleva a mejorar día a día. Sin embargo, la insatisfacción crónica es tóxica porque busca continuamente la perfección de todo lo que nos  rodea y rodea a los nuestros.

¿Cómo podemos superar la insatisfacción crónica?

  • Buscando la excelencia por encima de la emoción.

 

  • Apego:

El apego emocional es una emoción tóxica realmente peligrosa y que debemos saber detectar y erradicar. Esta emoción nos convierte en  personas emocionalmente manipulables y que hace que nos consideremos como seres incompletos e incapaces de alcanzar lo que nos propongamos por nosotros mismos.

¿Cómo podemos superar el apego tóxico?

  • Poniéndonos en primer lugar, es decir, nos convenzamos de que nosotros somos la prioridad.
  • Aprendiendo a resolver por nosotros mismo nuestros propios conflictos.
  • Aprendiendo a reconocer nuestros propios errores.
  • Borrando de nuestro vocabulario expresiones como ‘no puedo’ o ‘no sé’ por ‘aprenderé’

 

  • Enojo:

El enojo debe verse como una actitud o fuerza que, en determinados contextos, nos permite superar situaciones difíciles. En primer lugar tenemos que aprender a distinguir entre el enojo y la violencia. Por tanto, cuando el enojo se transforma en violencia, entonces se convierte en un enojo tóxico. De hecho, debemos entender la violencia como una conducta fuera de lo normal y que tiene como único objetivo lastimar al otro.

¿Cómo podemos superar el enojo tóxico?

  • Eligiendo qué reacciones queremos tener antes de que nos llegue el enojo.
  • Eligiendo la manera con la que nos vamos a enojar.
  • Eligiendo la manera con la que gestionaremos el enojo, a través de la sabiduría y el sentido común.
  • Eligiendo qué tipo de enojo queremos transmitir a los que nos rodean.

 

  • Envidia:

La envidia tóxica provoca nuestro sufrimiento y el de las personas que nos rodean y nos quieren. Es una emoción que nos impide celebrar el éxito de los demás. Además, la envidia tóxica nos lleva a un camino de amargura porque somos incapaces de tolerar que al otro le vaya bien.

¿Cómo podemos superar la envidia tóxica?

  • Aprendiendo a crear nuestro propio sueño y visualizarlo, y olvidarnos así de los sueños de las personas que nos rodean.

 

  • Vergüenza:

La vergüenza tóxica es una de las emociones tóxicas más comunes entre las personas. Es la emoción que se obsesiona por temer hacer el ridículo. Y el miedo al ridículo se centra, en muchas ocasiones, al miedo de ser abandonados por los demás. De ahí que la vergüenza tóxica nos paralice y nos impida cumplir muchas de nuestras metas y muchos de nuestros sueños.  Por eso tan importante que entendamos que la persona que nos avergüenza lo hará por propia inseguridad.

¿Cómo podemos superar la vergüenza tóxica?

  • Riéndonos de nuestros errores.
  • Aprendiendo que cometiendo un error, no nos convierte a nosotros en un error.

 

  • Depresión:

Tener depresión tóxica es un tema muy, muy serio. Es una de las emociones tóxicas más peligrosas por las que podemos llegar a pasar, porque produce un intenso dolor. Es una alteración de nuestro estado anímico y que afecta a todas las áreas de nuestra vida. Podemos llegar a no saber ni por qué ni para qué vivimos.

Tipos de depresiones: reactiva (propia de personas introvertidas, inseguras y sensibles), maníaco-depresiva,  por agotamiento y por errores o culpas no sanadas.

¿Cómo puedes superar la depresión tóxica? Aunque la depresión tóxica es una de las emociones tóxicas más terribles, debemos saber que se puede curar.

  • Cambiando nuestra mente y la percepción de nosotros mismos.
  • Aprendiendo a hablar en positivo.
  • Reconociendo que los errores del pasado forman parte de nuestro crecimiento personal.
  • Alejándonos de las personas que no nos aporten nada o nos hagan daño.

 

 

Si te interesó el artículo no te pierdas el curso Libera tus Emociones Tóxicas que imparte Gemma Pizarro, colaboradora de Sol Ahimsa.

 

 

© 2017, Sol Ahimsa. Todos los Derechos Reservados. La reproducción parcial o total de este post deberá indicar la autoría original del contenido mediante una mención y deberá incluir un enlace (link) al post original.

Deja un Comentario