Horario Español 10:00-14:00 y 16:00-20:00
   (+34) 608351435 - Secretaría
   secretaria@solahimsa.org

5 Abr 2017

LOS CRISTALES MAESTROS: NUESTROS GUIAS INTERNOS, por Sol Ahimsa


Los Cristales Maestros, nuestros Guias Internos.

Los cristales son transmisores y amplificadores de energías diversas que afectan a nuestro organismo y a nuestra conciencia. Pero, además, son constantes en la forma de propagar su energía.  Dentro del mundo de los cristales se diferencian claramente dos grupos: los Cristales de Sanación y los Cristales Maestros.

En general, al conectar un cristal con el organismo, actúa sobre el campo electromagnético de éste, haciéndole reaccionar para provocar los cambios necesarios para su equilibrio. Provoca cambios en la estructura celular y, por tanto, genera alteraciones de los estados orgánicos desequilibrados para condicionar la necesidad de autoregularse.

Los cristales tienen la capacidad de absorber la luz y también de reflejarla con una específica longitud de onda. Todo ser vivo se compone de corpúsculos de luz (fotones) y, es sobre éstos, sobre los que actúan los cristales.

Las células de nuestro organismo vibran al ponerlas en contacto con la energía de los cristales ya que éstas también tienen diferentes tipos de emisión de energía. Por tanto, energetizan los sistemas biológicos desde su nivel celular, por medio de su vibración energética.

Por todo lo expuesto, es fácil entender que los cristales movilizan la energía estancada, pudiendo estabilizarla, ya que al conectar con un campo de energía resuena con él y lo hace vibrar. Si el campo está disminuido o pobre, le aporta la energía que necesite y si el campo está excesivamente cargado, lo libera de la saturación haciendo fluir la energía. Igualmente, cuando la frecuencia está alterada, la normaliza.

Pero si entramos en el mundo de los Cristales Maestros, nos sorprenderemos aun más al darnos cuenta de que son autenticas conciencias de sabiduría y guía para nosotros. Un Cristal Maestro siempre será de la familia de los cuarzos y entre ellos, solo los hialinos o transparentes, los ahumados y los violetas o amatista. El resto no tienen la vibración adecuada para llevar en su interior lo que les dota de la capacidad de tener el programa y la información que les caracteriza y que nos ayuda en nuestro proceso evolutivo.

Cada uno de los Cuarzos Maestros, los reconoceremos por su forma, textura, incrustaciones, cristalizaciones, reflejos, formaciones internas, etc., es decir, en su apariencia ellos nos dirán cual es su programa, para que sirven, que nos pueden aportar.

Un cristal es una conciencia generosa, pero también cada persona está destinada a tener algunos de ellos, pero otros no, simplemente por pura afinidad y necesidad evolutiva. Así que son ellos los que nos eligen y no al revés. Por mucho que nos empeñemos en tenerlos todos, de nada servirá ya que o no los encontraremos o si lo hacemos, no nos aportarán su información plenamente, ya que ellos saben hasta qué punto pueden abrirse a nosotros.

Los Cristales Maestros se valen por sí mismos, poseen en su interior infinitos recursos de conocimiento personal y del Universo. Han nacido para instruir, no para aprender de los humanos. Cada uno tiene su propio Universo interior y multidimensional. Así, cuando un Cristal Maestro aparece en nuestra vida es porque llegó el tiempo de despertar a otro nivel de conciencia diferente, más conectados con lo que somos en realidad. Llegan a nuestra vida para ayudarnos a crecer, a saber más de nosotros o de los conocimientos de nos ayudaran a trascender nuestra conciencia, a abrirnos a lo no visible, a los mundos internos del alma. Ellos nos conectan directamente con nuestra luz interior, pero también con nuestra sombra para ser sanada. Ellos serán los mejores maestros que podamos tener, pues nunca exigirán nada y lo darán todo.

Algunos de estos cristales fueron utilizados en civilizaciones antiguas para grabar su conocimientos, así tenemos los Cristales Atlantes y los Lemurianos. Estos últimos, debido a la confusión que se ha mantenido durante tanto tiempo de llamar Lemuria al continente Mu, en realidad deberían de llamarse Cristales Murianos y no Lemurianos, pero de esta forma no serían reconocidos, por lo que los seguiré llamando, de momento, así.

Hay algo básico para poder conectar con el mundo de los cristales, en cualquier nivel y es tener la mente abierta a su frecuencia, a lo que tienen que decirnos, así lo primero que hay que hacer es liberarla del ruido mental propio de nuestro tiempo, solo una mente tranquila, sosegada, en silencio, podrá recibir su mensaje sin error, sentir su energía plenamente.

Cuando conseguimos comunicar con ellos, dependiendo del tipo de cristal que sea, nos trasladará su información y con su vibración nos hará sentir lo que necesitemos para hacer nuestros cambios. Así podemos encontrarnos con cristales Isis, Canalizadores, Transmisores, Atlantes, Lemurianos, Búdicos, Tibetanos, Ángeles, Arco Iris, Tabulares, Generadores, Temporales, Archivadores, Tántricos, Herkimer, Guardianes de la Tierra, Biterminados, Fantasma, entre otros. Fijaros que grande es este mundo maravilloso de los Cristales Maestros y todos ellos están a nuestro alcance, a nuestro servicio.

Como habéis podido comprobar, los Cristales nos abren una infinidad de puertas para conectar con nosotros y con el Universo. Ellos, al proceder de la Madre Tierra y, por tanto, tener un contacto directo con Ella, nos ayudan a elevar nuestra conciencia pudiendo conectar así con planos superiores de evolución que tanto nos ayudarán a sentirnos más libres, más espirituales, más próximos a la humanidad y con mayor capacidad para trabajar con nuestro planeta y por nuestro planeta, para conseguir que la buena energía rija en él y nos alimente a todos.

Por todo ello, os invito a que investiguéis en este fantástico mundo cristalino, estudiando sus cualidades y posibilidades y practicando con ellos, tanto con vosotros como con las personas que os rodeen. Un Cristal nunca os defraudará, ya que es un regalo que la Madre Tierra nos hace para ayudarnos en nuestro camino evolutivo, esa es su Misión.

© 2017, Sol Ahimsa. Todos los Derechos Reservados. La reproducción parcial o total de este post deberá indicar la autoría original del contenido mediante una mención y deberá incluir un enlace (link) al post original.

Deja un Comentario