Oficina Abierta
Horario Español 10:00-14:00 y 16:00-20:00
(+34) 608351435 - Secretaría
secretaria@solahimsa.org

20 Ene 2017

SEXUALIDAD Y PROSPERIDAD, por Gemma Pizarro

Sexualidad y Prosperidad.

sexualidad

Todo se compone de energía y esta energía  está en constante movimiento.

Desde el interior de nuestras células y átomos hasta la lejanía del multiverso, el campo de la existencia es una continua expresión creativa, un magnifico baile de energía cósmica inteligente. Durante estos tiempos de energía acelerada, nuestro mayor reto consiste en aprender a manejar la energía sutil para poder evolucionar hacia la siguiente fase, que consiste en la toma de conciencia.

La energía asume muchas formas que nosotros tenemos que aprender a manejar sabiamente, ya que cada nivel de la expresión creativa de la realidad sólo es óptimo cuando está en armonía con la ley cósmica.

El campo de la existencia se compone de la conciencia colectiva que está unificada  por una parte, pero por otra se divide en partes individuales. Cada una de ellas aprende de sí misma gracias a la curiosidad y la separación. Con el propósito de iniciar experiencias creativas viaja a nuevos territorios y luego vuelve repleta de percepciones únicas y diferentes expresiones de energía que contribuyen a ese baile.

La conciencia aprende de sí misma a todos los niveles. A lo largo del recorrido que realiza nuestro sistema solar por nuevas áreas del cosmos, se va encontrando con patrones. Las partículas cósmicas son inteligencia viva que llevan patrones y códigos de conciencia que estimulan una tremenda actividad en los ciclos. A nivel personal, entrar en contacto con estos códigos hará que aparezca un profundo anhelo en nuestra mente subconsciente para equilibrarse y volver a la unidad, alineándose con el conocimiento de que la vida es un sagrado viaje de nuestra elección que nos conduce a las profundidades del baile de la creación.

ConAmandoEntreLuzyOscuridadImpresforme vayan pasando los años, muchos cambios sorprendentes ocurrirán en la Tierra para mejorar la evolución de la conciencia humana. Actualmente estamos aprendiendo los aspectos de la realidad que, de alguna manera, mejorarán nuestros planes personales para la futura expresión de nuestra creatividad. Nuestro acercamiento siempre se basa en decisiones.

Si, intencionadamente, elegimos la recuperación del poder, nuestra decisión notificará al campo de la existencia que estamos pidiendo, una oportunidad para adquirir un uso perfeccionado de la energía, con el fin de asumir las riendas de nuestra vida. Recordemos que nuestras creencias establecen las condiciones para participar en esta realidad; ellas son el fundamento de las ideas sobre el que construimos nuestra vida.

Esas creencias están interrelacionadas con cada decisión que tomamos y acuerdos.

La energía sexual, con respecto a lo que es y cómo la utilizamos, puede contribuir a restaurar todo aquello que es sagrado y que falta en nuestra vida. Todo lo que queramos pedir, lo podemos crear utilizando la energía sexual, siendo como la Ley de la Atracción.

El mayor reto para un equilibrio emocional es la energía sexual. Tal vez sea la energía más difícil y más peligrosa de entender, porque el poder del sexo puede crear vida, pero también puede destruirla. Como bienestar, a lo largo de las líneas del tiempo, una exploración abierta y honesta de la energía sexual, con respeto a lo que es y cómo la utilizamos, puede contribuir a restaurar todo aquello que es sagrado y que falta en nuestra vida.

Pensemos que  hemos aprendido sobre nosotros mismos y la vida en general, gracias a las experiencias sexuales. ¿Qué nuevas revelaciones nos esperan en el horizonte de nuestra mente despierta? Cuando aprendamos a manejar nuestro cuerpo con confianza y elegancia, especialmente con respeto a nuestra sexualidad, alcanzaremos mayor placer, creatividad, satisfacción y alegría en el propósito y en el sentido de la vida.

El sexo es un baile de energías; es nuestro punto de contacto con la fuerza vital de la creación. La sexualidad es un aspecto esencial de nuestra creatividad; cuando se basa en valores correctos, nuestra experiencia nos ofrece romanticismo, pasión y confianza; compartir, intimar, placer, diversión, exuberancia, cuidado, amor y autoestima.

El territorio sexual es como un gran bosque lleno de misterios. El sexo es vida; somos sexuales y no podemos evitar nuestros genitales. Sin embargo, nuestras creencias, con respecto a la sexualidad, pueden ser el origen de muchos conflictos internos, y dar como resultando un bloqueo en lo que se refiere a la auténtica comprensión de la misma. Creencias subyacentes sobre el amor y nuestro cuerpo, pueden ser la causa principal que nos evite el placer.

nautilusNuestra expresión sexual está condicionada por lo que creemos que somos, además de por lo que creamos que valemos.

Las relaciones sexuales no ocurren al azar. Existen momentos en los que los encuentros sexuales pueden establecer un puente con las líneas del tiempo, y aparecer relaciones amorosas simultáneas u otras situaciones que necesitan soluciones de otras dimensiones. ¿No os ha ocurrido alguna vez que durante el acto sexual habéis creído «conocer» a vuestra pareja de otro tiempo, de otro lugar y con otro aspecto físico?

Al entrar en otro nivel de conciencia, podemos reinterpretar eventos con mayor claridad y liberar bloqueos de la energía “victima/verdugo”,  que nos mantiene a nosotros y a otros en un patrón que gira incesantemente en torno al mismo tema, pero sin llegar jamás a un perdón que nos podría nutrir. Abracemos nuestro poder para abrazar nuestra sexualidad que va unida a la abundancia. Todo es un equilibrio dentro de ese equilibrio, donde está la totalidad.

Si te interesó el artículo no te pierdas el curso Sexualidad y Prosperidad que imparte Gemma Pizarro, colaboradora de Sol Ahimsa.

 

© 2017, Sol Ahimsa. Todos los Derechos Reservados. La reproducción parcial o total de este post deberá indicar la autoría original del contenido mediante una mención y deberá incluir un enlace (link) al post original.

Deja un Comentario